Desarrollo del niño a los 9-12 meses


Este periodo debería preparar al niño para pasar a la siguiente fase de su primera infancia. Se caracteriza por una creciente independencia del niño, si bien amparada por el entorno familiar. Ésta se manifiesta en sus primeros pasos y en el establecimiento de las primeras interacciones verbales con sus cuidadores. Se debe introducir gradualmente a los niños en una dieta familiar saludable para que puedan participar de las comidas en familia sin dejar de alcanzar los requisitos nutricionales una vez cumplido su primer año de vida.

Toddler walking his first steps

El cuerpo del bebé


El cuerpo de los bebés se desarrolla especialmente entre los 9 y los 12 meses, ya que aprenden a subir escaleras a gatas y a caminar con ayuda, lo cual hace que sean cada vez más independientes.
Ver más…


La mente del bebé


Durante este periodo, los bebés empiezan a construir su vocabulario y pueden pronunciar las primeras consonantes y usar entonaciones. En algunos casos, pueden incluso decir sus primeras palabras. Además, se vuelven cada vez más independientes en el aspecto cognitivo: se forman sus propias opiniones, participan en la elección de la ropa y sienten apego por su juguete favorito, entre otras cosas.
Ver más…

Baby sitting next to his stuffed animals
Baby sitting in a high chair and holding a carrot in the hands

Nutrición


La nutrición de los bebés debe ser tan saludable y natural como sea posible, especialmente en cuanto al bajo contenido en sales y azúcares. Dado que el niño aún está en la fase de explorar nuevos alimentos, es importante ofrecerle una variedad de los mismos en la que se incluyan verduras, frutas, carne y pescado (Koletzko et al., 2013). Esto también garantiza que se alcancen los requisitos energéticos diarios de aproximadamente 700 kcal, así como el suministro equilibrado de nutrientes. Los alimentos deben ser ricos en vitaminas A, C y D, las cuales tienen una gran importancia en la nutrición de los bebés de entre 9 y 12 meses. Ofrecen toda una serie de beneficios para su salud: refuerzan el sistema inmunológico y el desarrollo ocular, mejoran la salud ósea y son una fuente, entre otros, de antioxidantes.
Ver más…

  • El cuerpo del bebé


    A la edad de 9-12 meses, los bebés empiezan a:

    • beber de una taza con ayuda;
    • pasarse cosas de una mano a otra para coger un segundo objeto;
    • gatear en escaleras y en superficies planas;
    • dar tres pasos o más con ayuda; y
    • dibujar garabatos de forma espontánea.

    (Bartolotta y Shulman, 2010; UNICEF, s.f.; Universidad de Pittsburgh, 2015)

    volver
  • La mente del bebé


    La mente de los bebés está en continua expansión. Normalmente, a la edad de 9-12 meses los bebés:

    • empiezan a establecer interacciones verbales con sus cuidadores;
    • dicen sus primeras palabras;
    • pueden reaccionar a instrucciones sencillas;
    • pronuncian expresiones conocidas de saludo y despedida de forma espontánea;
    • entienden la palabra «no»;
    • manifiestan acuerdo o desacuerdo;
    • empiezan a manifestar asertividad y/o ansiedad por separación;
    • imitan los movimientos de sus cuidadores;
    • repiten actividades que provocan una respuesta positiva por parte de otras personas;
    • traen juguetes para compartirlos con alguno de sus cuidadores;
    • generan apego por su juguete o manta favorito;
    • pueden señalar cinco o más personas, animales o juguetes conocidos;
    • entienden que los objetos siguen existiendo aunque no puedan verlos;
    • empiezan a comprender cómo utilizar objetos comunes;
    • miran las imágenes de los libros;
    • pueden quitar aros en los juegos de este tipo;
    • colaboran a la hora de vestirse y desvestirse;
    • mastican alimentos con textura; y 
    • beben por sí mismos de vasos para bebés.

    (Bartolotta y Shulman, 2010; UNICEF, s.f.; Universidad de Pittsburgh, 2015)

    volver

Más sobre la senda de crecimiento del bebé