Desarrollo del niño a los 3-6 meses


La fase de los 3 a los 6 meses de la vida de un bebé se caracteriza por rápidos procesos de aprendizaje a nivel cognitivo, socioemocional y comunicativo. Al mismo tiempo, el cuerpo se fortalece y permite que el bebé sea más activo. Otro hito destacable es la posible aparición de los primeros dientes del bebé.

Baby playing with toys

El cuerpo del bebé


A la edad de 3 a 6 meses, la coordinación mejora y los bebés pueden realizar acciones básicas deliberadas, como pasar objetos de una mano a otra. Además, los músculos se refuerzan y permiten que el bebé sostenga la cabeza por sí mismo.
Ver más...


La mente del bebé


La mente de los bebés está en continuo crecimiento de los 3 a los 6 meses, durante los cuales los bebés reciben estímulos y prueban cosas nuevas cada día. Aprenden comportamientos repetidos y exploran ruidos y sonidos.
Ver más…

Baby playing with rattle
Baby with her first teeth

Nutrición


Entre los meses 3 y 6 de la vida del bebé, es especialmente importante el desarrollo de los huesos y los dientes. El calcio, el fósforo y la vitamina D son nutrientes importantes para fomentar la mineralización de huesos y dientes, así como otros procesos biológicos. Para los bebés, la principal fuente de este tipo de nutrientes sigue siendo la leche materna o la leche infantil de fórmula. A esta edad, los bebés alcanzan la dosis diaria de calcio (unos 200-300 mg) y de fósforo (unos 100 mg) principalmente mediante la leche materna. Sin embargo, la vitamina D se suele suministrar en forma de suplementos, especialmente en los países septentrionales. Los requisitos energéticos rondan las 500 kcal diarias y, normalmente, se cumplen con la leche materna o con las leches infantiles de fórmula.
Ver más…

  • El cuerpo del bebé


    Estos son algunos de los hitos principales de los bebés de entre 3 y 6 meses:

    • aparecen los dientes, lo cual produce inflamación e irritación de las encías;
    • usan la lengua para mover alimentos dentro de la boca y cierran los labios al tragar;
    • empiezan a chuparse las manos y los pulgares;
    • inspeccionan objetos con sus manos, ojos y boca;
    • agarran juguetes y objetos sin usar los pulgares;
    • se pasan objetos de una mano a otra;
    • son capaces de sujetar un biberón para alimentarse;
    • empiezan a rodar sobre sí mismos, pasando de estar boca arriba a colocarse de lado o boca abajo; y
    • pueden sostener mayor peso y son capaces de sostener la cabeza cuando se los mantiene erguidos.

    (Bartolotta y Shulman, 2010; UNICEF, s.f.; Universidad de Pittsburgh, 2015)

    volver
  • La mente del bebé


    Los bebés reciben numerosos estímulos a lo largo del día. Su mente se desarrolla rápidamente. Entre los 3 y los 6 meses, los bebés:

    • pueden prever cuándo les van a dar de comer e incluso abrir la boca al ver comida;
    • repiten movimientos con piernas y brazos para provocar acciones varias veces consecutivas;
    • tiran objetos de forma intencionada por el simple hecho de verlos caer;
    • imitan sonidos que no están relacionados con el habla, como chasquear la lengua o hacer sonar los labios;
    • reproducen ruidos y sonidos cuando se les habla;
    • pueden reír en alto;
    • pueden expresar oralmente qué les gusta y qué no;
    • pueden reconocer su propia imagen en el espejo o en una fotografía y sonreír o darle golpecitos como respuesta;
    • entablan interacciones sociales; y 
    • reaccionan de diferente manera a los cuidadores conocidos que a personas desconocidas.

    (Bartolotta y Shulman, 2010; UNICEF, s.f.; Universidad de Pittsburgh, 2015)

    volver

Más sobre la senda de crecimiento de los bebés