Cómo aumentar la cantidad de leche materna – Soluciones naturales respaldadas por la ciencia


Un problema común de la lactancia es la percepción de una producción insuficiente de leche materna. A pesar de que existen medicamentos que aumentan la producción de leche, las madres dudan a la hora de utilizarlos por miedo a sus efectos secundarios adversos, tanto para la madre como, especialmente, para el bebé. Por lo tanto, las soluciones naturales se han ido abriendo paso gracias a sus continuas mejoras en valor y efectividad, favorecidas por la ayuda de la ciencia.

El papel y el uso de la galega y la silimarina como galactogogos


Los galactogogos son moléculas sintéticas o herbales capaces de inducir, mantener e incrementar la producción de leche materna. Entre los extractos herbales naturales usados como galactogogos se incluyen la galega (Galega officinalis) y el cardo mariano o silimarina (Silybum marianum) (Wilinska et al., 2015). En comparación con otras soluciones naturales, esta composición se absorbe más fácilmente por el cuerpo, lo cual incrementa su efectividad a la hora de favorecer la producción de leche.
Ver más…

Milk thistle

Papel y uso de otros galactogogos naturales


Otras sustancias naturales y extractos herbales como el hinojo, el fenogreco y la cerveza de malta también tienen la capacidad de incrementar la producción de leche materna. En comparación con los medicamentos sin ingredientes naturales, representan una opción más segura y tienen menos efectos secundarios. Sin embargo, su eficacia es cuestionable dadas las cantidades extremadamente elevadas que tendrían que ingerirse para obtener el efecto galactógeno deseado.
Ver más…

Fennel plant
  • El papel y el uso de la galega y la silimarina como galactogogos


    Los extractos herbales son una solución natural y segura para los problemas relacionados con la producción de leche materna, como la hipogalactia (habitual entre las madres con bebés prematuros). Sin embargo, la validez de muchas de estas opciones de tratamiento ha de ser clínicamente probada con anterioridad. Además, los extractos herbales suelen tener una baja biodisponibilidad (baja solubilidad y bajas tasas de absorción). Esto reduce su eficacia y requiere la ingesta de cantidades anormalmente elevadas de estos extractos. Un enfoque alternativo es el de combinar varios ingredientes que favorezcan la producción de leche, tal y como mostró Castoldi et al. (2014). Se evaluó una combinación de silimarina y galega con vitaminas y carotenoides durante un periodo de 56 días. Aunque los resultados fueron positivos, los grupos de muestra eran pequeños y los resultados mostraron cierto margen de mejora.

    Con el paso de los años, se han ido desarrollando técnicas de formulación para resolver este problema. Un enfoque es el uso de fosfolípidos como sistema para suministrar las moléculas de origen herbal. Recientemente, por ejemplo, se combinó un complejo de fitosoma de silimarina con fosfatidilserina, lo cual incrementó la biodisponibilidad del extracto herbal manteniendo su conveniente seguridad natural.

    Se presentó una nueva formulación galactógena que combina el complejo de fitosoma de silimarina con galega (un galactogogo sinérgico) en un ensayo clínico desarrollado por el equipo de C. Romagnoli. El uso de esta formulación galactógena da como resultado un incremento en la producción de leche materna durante el primer mes tras el parto en madres de bebés prematuros y no presenta efectos secundarios (Zecca et al., 2016). Un estudio de seguimiento concluye que las madres a las que se les suministra esta formulación presentan una mejor producción de leche durante los primeros 3-6 meses de vida del bebé tras el alta hospitalaria, en comparación con las madres a las que se les suministra lactosa (Serrao et al., 2017).

    Este novedoso enfoque es un ejemplo de cómo la efectividad de un remedio intrínsecamente seguro y natural se ha podido mejorar gracias a la ciencia. Los extractos herbales con biodisponibilidad mejorada se han convertido en una solución óptima para los casos de producción de leche insuficiente (o hipogalactia).

    volver
  • Papel y uso de otros galactogogos naturales


    Otras sustancias naturales que actúan como galactogogos son las sustancias herbales y homeopáticas. Están disponibles principalmente en forma de infusiones, otras bebidas, extractos o glóbulos en el caso de las sustancias homeopáticas. Junto con la galega y la silimarina, estos son alguno de los extractos herbales que suelen mencionarse para favorecer la lactación: fenogreco (Trigonella foenum-graecum), shatavari (Asparagus racemosus), orégano francés (Coleus amboinicus Lour), hinojo (Foeniculum vulgare), sauzgatillo (Vitex agnus-castus), anís (Pimpinella anisum), abésoda (Nigella sativa), alcaravea (Carum carvi), cilantro (Coriandrum sativum), eneldo (Anethum graveolens), albahaca (Ocimum basilicum), alfalfa (Medicago sativa), cardo bendito (Centaurea benedicta), ortiga mayor (Urtica dioica), trébol rojo (Trifolium pratense), malva (Malva), verbena (Verbena officinalis), comino (Cuminum cyminum), y moringa (Moringa oleifera) (Bazzano et al., 2016; Espinosa-Kuo, 2005; Mortel y Mehta, 2013; Zuppa et al., 2010). Además, cereales como la cebada, la avena y la malta, así como productos relacionados como la cerveza de malta, presentan efectos galactógeno.

    El fenogreco, concretamente, ha sido objeto de amplia investigación debido a su capacidad para incrementar la producción de leche materna. Sin embargo, y de forma similar a otros galactogogos, los resultados muestran discrepancias respecto a su efectividad. Mientras que algunos estudios muestran que favorece la lactación, otros no han registrado ningún efecto significativo. Existen resultados similares para otras sustancias herbales, como el shatavari, el orégano francés y la moringa, cuya eficacia aún no se ha podido confirmar de manera clara (Bazzano et al., 2016; Mortel y Mehta, 2013). Una posible razón para explicar la inconsistencia de estos resultados es que la eficacia depende, en gran medida, de la concentración de cada hierba en particular. Debido a la baja biodisponibilidad (o absorción corporal) de los extractos herbales, la dosis necesaria del compuesto herbal para obtener un incremento claro en la producción de leche materna es extremadamente alta y muy difícil de alcanzar. A su vez, cantidades tan elevadas podrían tener efectos indeseables. Grandes dosis de fenogreco, por ejemplo, podrían provocar náuseas y vómitos, así como un olor dulce en la orina, la leche y el sudor de la madre, y el niño podría sufrir diarrea (Bazzano et al., 2016; Zuppa et al., 2010).

    volver

Más sobre la lactancia materna