Lactancia

La lactancia es la expulsión de la leche de las glándulas mamarias. La producción de leche materna está controlada por dos hormonas: la prolactina y la oxitocina. Una vez que el bebé (o el hijo) succiona el pecho de la mujer, se envía una señal al cerebro que desencadena la producción de ambas hormonas. Mientras que la secreción de prolactina estimula la producción de leche en los alvéolos, la oxitocina hace que la leche fluya de los alvéolos a los conductos (Organización Mundial de la Salud, 2009).